Suscribirse
La primera web con servicio de decoración

José Azul

La mayor parte de sus obras  nacen de una pieza olvidada, encontrada, cedida, regalada… y van cogiendo identidad susurrando al oído de Azul en lo que desean convertirse, ahora una mosca, ó una hormiga…

araña jose azul

hormiga jose azul

mariposa jose azul

mariposa jose azul

Pero leer esta crítica tan interesante acerca de él y de su obra, para que lleguéis a conocerlo mejor :

La creación escultórica de José Azul  se basa en la dinámica de la forma ondulada, exhibiendo la densa suavidad de las curvas, las formas redondeadas de sus obras, claramente zoomorfas en su mayoría, influidas por su conexión con su tierra.

Su contacto con el medio natural es evidente,  es del Aragón profundo.

Trata la piedra ó canto rodado, las diversas técnicas mixtas y el hierro, de manera tal como si formaran una continuación de los Monegros, sus obras parecen zarandeadas por la aspereza de su tierra, sujetas a su constante  exposición al viento,  que mece la piedra y la pule, exhibiendo su esencia armoniosa o bien incide en el hierro, oxidándolo. Todo varía, se transforma, transmuta en un escenario cambiante, pero, sin embargo, insertado en una misma dinámica de experimentación y búsqueda.

escultura jose azul

pez jose azul

Es un captador de energía, pero, también, un canalizador, dado que recoge la energía marina, procedente de la importancia del gesto del mar, del vaivén de las olas y transmite su espíritu a la piedra. De ahí que su obra tridimensional se base en la armonía sagrada de los espíritus marinos, de la congregación de sutilidades espirituales contenidas en la determinación de la gran masa de agua que nos arropa y protege, maternal figura, de los malos augurios, aun cuando a veces muestre una fuerza colosal que asusta.

Exhibe sirenas, figuras mitológicas en homenaje a la Naturaleza. Exhibe maternidades, reflejando sentimientos de unión, cariño y dulzura. Todo ello enlazado con la idea perenne de la trascendencia que engloba, cual portaestandarte, una visión clara de la transmutación de la materia.

La materia no es inerte, está viva, sujeta al paso del tiempo y a la acción de los elementos, en este caso del agua del mar, de la energía de las mareas, del oleaje que encierra la vitalidad en sí misma, producto del cambio asimétrico o armonioso, según sean las circunstancias.

flor jose azul

toro jose azul

escultura jose azul

Es un afamado conversador del mar, lo que es arriba es abajo y lo que está abajo es arriba. Todo es consecuencia de algo, porque a partir de una acción se produce una reacción. No hay aislamiento en la dinámica del acontecer de las cosas.

El aislamiento es una figura mental, ficticia, elaborada por el cerebro para autoprotegerse, pero, en realidad, la propia existencia compagina todas las partes y elementos. Cada idea tiene sus particularidades, pero está claro que al final todo es interdependiente, de ahí que conectemos con el consciente e inconsciente individual y colectivo. El artista bucea en este magma, nada hacia las peculiaridades, busca la originalidad, la chispa que encenderá su luz, pero entiende que todo es porque el ser es la globalidad.

Sus esculturas van del expresionismo naturalista del hierro, que significa la constatación del paso del tiempo, la evolución de los segundos que caen, la oscilación permanente que fluye hacia el objetivo de la traslación hacia otras dimensiones, a la gracilidad móvil y dinámica de sus obras realizadas en piedra blanca, con reflejos de nácar.

El hierro es el símbolo del pasado, del poso del tiempo, del bucle energético que se ha fijado en el ayer. La piedra blanca es símbolo de fuerza, entereza, capacidad de fijación de las características de personajes y mitos, seres surgidos de la tierra, bios, biología, la vida en intensidad y valentía.

Se trata de esculturas alegóricas, originarias o inspiradas en la mitología, en el concepto ideal de iluminación procedente de los dioses y de los hechos que, gracias a las leyendas, se convierten en mitos. En ellas se revelan inquietudes, intuiciones, vida.

También trata de expresar aquellos elementos, seres y componentes que están amenazados como son las posidonias, exhibiéndolas no sólo descontextualizadas, sino, también contextualizándolas en su punto de partida: en el propio mar.

Su obra es figurativa, pero posee un cierto culto alegórico, porque no describe el detalle, no le interesa el carácter realista de sus temáticas, sino lo que encierra. Por consiguiente es un artista que bucea en el interior de lo que no existe, para transportarlo a un escenario real, tangible, como es la escultura, pero, a su vez, su objetivo es ir más allá de lo que exhiben, porque entra en el limbo de los dioses, busca las pasiones imaginarias donde se escenifican las grandes epopeyas.

Su creación es construida, confeccionada con mimo, deteniéndose en los aspectos estructurales específicos importantes, pero, también busca la expresión del gesto, que es libertad, que es, en definitiva, el alma del mar.

Responder