Suscribirse
La primera web con servicio de decoración

Tu Decoradora

TuDecoradoraLa vida nunca me ha resultado indiferente, tampoco los espacios; cualquiera me hace detenerme unos minutos… o más… analizarlo, pararme a pensar qué significa, qué me transmite…si me llega, qué me cuenta de los que transitan por él, por qué es así, qué le falta, ¿es correcto?… Pero todo, absolutamente todo dice algo.

Bello: dícese de aquello que provoca armonía, perfección, que inspira admiración y deleite.

Esa pasión por escuchar, sentir y ver, es la que me llevo hasta la decoración… ayudar a despertar esos sentidos en cada persona dentro de su casa, llenar cada rincón de lo que es, de su forma de entender la vida, de sus costumbres… sus recuerdos. Es muy grande, muy relajante y muy tranquilo saber vivir en tu espacio… que te entienda, cada uno con lo que es: tierno o arisco, cariñoso o brusco, frío o apasionado, cómplice o independiente…tantas formas de ser como espacios para vivir.

Mi curriculum académico es como el de cualquiera; hasta los 18 que acabe el COU, a partir de ahí quise empezar a formarme para conseguir mi ilusión “TENER UN ESTUDIO DE DECORACIÓN, DESDE EL QUE TRABAJAMOS UN EQUIPO QUE ENTENDENMOS IGUAL EL RESPETO POR EL TRABAJO BIEN HECHO Y LA SATISFACCIÓN DE CADA UNO DE NUESTROS AMIGOS/CLIENTES”.
Después de acabar mis estudios delineación y posteriormente de decoración empecé a peregrinar por cada una de las actividades que iban a ayudarme a conocer esta profesión en todas sus dimensiones:

  • Una primera formación y muy dura en estudio de arquitectura y contacto con la obra pura y dura.
  • Tiendas de muebles de diferentes estilos para aprender a conocer y tratar a los clientes.
  • Mundo de la docencia durante 6 preciosos años donde aprendí a enseñar y del que conservo muy buenos amigos alumnos.

Todo esto salpicado de otra de mis grandes pasiones: la restauración, las antigüedades y el mundo del arte en general, realizando diferentes cursos que me consolidaron la enorme afición por ese mundo… esa es mi parcela particular y mi perdición.

Quiero espacios que perduren en el tiempo, alejados de las modas rápidas y fugaces.

Ana Marzo